La ruta del desprendimiento

3 de marzo de 2017.

¿Han sentido el vértigo? Ese mareo que casi te asfixia y te hace pensar que el mundo te da vueltas. Ahora imaginen el vértigo, pero aplicado a la vida real, cuando ves como se está desprendiendo el suelo de tu existencia, pero tu sigues detenidx en el lugar donde estás, lo ves venir y ni siquiera intentas correr, porque no tienes la fuerza, porque estás cansadx, porque no te sientes bien.

Y viene la vida y te da esa patada en la nalga, boom.

Lo primero que haces es, control de daños, te das cuenta que no caíste a un pozo sin fondo, quizás estés de rodillas, quizás estés “regadx”, quien sabe como cae cada persona. Te tratas de sentar o parar, en mi caso muy personal, fue una patada dan dura (quizás no la misma patada, sino la situación en la que me la propinaron), que lo que tuve que sentarme un segundo a hacer el “damage control”.
Miras hacia atrás y ves lo que cayó detrás tuyo… ves que hace mucho tiempo no te sientes tan libre, te das cuenta que esa patada era lo que necesitabas hace mucho tiempo.

Y entonces, miras hacia delante y vuelve el mareo, porque adelante, sólo hay un canvas en blanco, y sí, un canvas y no una pared, porque si algo he aprendido es que los problemas son una oportunidad, quien sabe para que en ese momento, pero al final del día, cada uno decide como ve las cosas que le pasan y por muy mala que sea la situación, como dice el clásico de Semisonic, “every new beginning comes from some other beginning’s end”. Todo final, todo golpe, toda caída, toda prueba, cada rabia, cada cosa que te roba un poquito de alegría, es una oportunidad de algo que quizás ni siquiera conoces.

No voy a decir que soy un rayito de sol viviente, hay días donde tengo una nubecita negra acompañándome y necesito que alguien me recuerde de donde vengo y que por peores cosas he atravesado y, como dice una amiga, lo mejor es lo que pasa. Toca respirar profundo (a veces muchas veces), quizás un par de lagrimitas dentro del carro, gritar dentro de una almohada, reventar con los que amas o simplemente, conversarlo y desenmarañar con la ayuda de alguien lo que pasa por tu cabeza y lo que sientes en tu corazón.

Pero, volviendo al tema del canvas en blanco, es una nueva oportunidad para hacer lo que tu quieras, que si pintas abstracto y ahora quieres hacer collages, que si quieres plasmar tus historias, pero sólo te la pasas hablando y escuchando “man, pero escribe tus vainas” y bueno, compras el dominio para poder “echarles los cuentos” y te toma casi 2 meses escribir la primera entrada, pero igual le pones la fecha del día que quisiste hacerlo todo. El día que te cambió, ese que ya veías venir, pero no hiciste nada para detenerlo.

La ruta del desprendimiento es el colectivo de enseñanzas que me han quedado de todo lo que he pasado los últimos años, donde he aprendido que el dinero no es importante porque no compra la salud, el amor verdadero y la paz; que el amor no se puede exigir de otra persona; que cuando tienes un dolor muy grande, literalmente sientes un hueco en el pecho todo el tiempo, hasta que pasa; que el miedo es nuestro peor enemigo, porque nos acompaña sin darnos cuenta, silencioso y venenoso, nos susurra como nunca vamos a lograr nada. La ruta del desprendimiento es el camino que llevo hoy, donde el único equipaje que quiero conmigo es el tiempo con los que amo, bueno, mentira, en verdad hay equipajes que por ahora no quisiera desprenderme: mis libros y mis cuadros 💕.

Pero, regresando al tema, esta es la ruta del desprendimiento. El camino que tomo con este blog. El camino de comenzar a escribir la primera de muchas historias.

6 comentarios en “La ruta del desprendimiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s